Antonio Conselheiro - 22 de septiembre de 1897 - Brasil

Antonio Vicente Mendes Maciel, «el Conselheiro» (el consejero) por antonomasia, nació en el sertão de Ceará en 1829, en la ciudad de Quixeramobim. Desde su juventud sintió y percibió las injusticias practicadas contra el pueblo pobre del sertão y creció en él la pasión por la liberación de ese pueblo.

Se hizo educador y misionero laico, y en sus peregrinaciones por el sertão durante más de 20 años, fue dejando por donde pasaba, marcas de su fe y de su compromiso social, construyendo, mediante trabajos comunitarios, presas, capillas, cementerios, etc. Conquistando con su palabra y su testimonio al pueblo del sertão, que en esa época “vivía abandonado de la Iglesia, acorralado por los caciques, perseguido por el Estado”.

Después de 20 años de peregrinación por el Nordeste, amado por el pueblo e incomprendido y perseguido por las autoridades, Conselheiro sintió de cerca el atraso sistemático y el descontento de las masas populares y resolvió, allá por 1893, poner en práctica su objetivo de formar una comunidad igualitaria: Belo Monte (Canudos), en la región de Raso de Catarina, cortada por el río Vasa-Barris.

Rápidamente, la comunidad creció y en pocos años se convirtió en una de las mayores ciudades del Nordeste, con 25000 habitantes. Organizada, religiosa, productiva, comunitaria.

La reacción de los caciques, de los políticos y de sectores de la Iglesia no se hizo esperar y comenzó la Guerra de Canudos, la mayor guerra campesina del siglo XIX. Las tres primeras expediciones militares fueron derrotadas por los sertanejos. La cuarta expedición de la Policía y el Ejército, formada por millares de hombres y potentes cañones, consiguió, el 5 de octubre de 1897, la gran ciudad comunitaria de Brasil.

Hasta el último superviviente fue degollado, incluyendo a los niños. Canudos se volvió cenizas, pero también se convirtió, por su sueño y resistencia, en bandera de lucha y de esperanza del otro Brasil que anhelamos.

Canudos vive y vive Antonio Conselheiro, patriarca del pueblo del sertão.